domingo, 21 de abril de 2013

Tarea Módulo 7

Bueno, pues voy a tratar algunos de los puntos que se plantean para la tarea 7.

En primer lugar comentar que hablo de apps para iOS, que es lo que yo manejo. También decir que me parece que, al final, es todo cuestión de gustos y quizás de precio en algunas de ellas. Para los alumnos yo destacaría que deberían tener en sus dispositivos:
  • apps de dibujo/fotografía (cualquiera de las mencionadas en el curso)
  • apps de escritura (Pages, por supuesto ;)
  • apps que permitan tomar notas a mano alzada, realizar esquemas, etc. (Penultimate) y que se integre con otras como Dropbox o Evernote.
  • apps de almacenamiento en la nube (Drive, Dropbox)
  • apps para lectura de noticias o blogs (Flipboard o cualquier otra ya mencionada)
  • herramientas 2.0 (lectores de códigos QR, de sonido, etc.)
Con una o dos de estas apps en cada de cada categoría, unidas a la conectividad propia de los aparatos, pueden dar mucho juego.

Para organización de los profesores pienso que también es cuestión de gustos, pero se pueden utilizar algunas apps tipo iDoceo o inClass. Aunque, de forma gratuita, nos puede ayudar utilizar gestores de tareas como Wunderlist o los propios Calendario y Recordatorios que vienen de serie.

En cuanto al seguimiento de blogs y páginas que puedan resultar interesantes, son infinitos. Cada día que dedico a navegar por internet, encuentro un blog de algún profesor o alguna comunidad nueva que merece la calificación de must have en mis favoritos, ya sea por el contenido que ofrece o por la forma de trabajar con los alumnos. Uno de los imprescindibles para mí es el de Celestino Arteta, Educación Tecnológica y, a partir de ahora, el grupo G+ de Pedagogía Móvil ;)

Y, por último, mencionaré mi gran inquietud con respecto a la introducción de las tabletas o dispositivos móviles en el aula: ¿entrarán, de verdad, algún día? Sé que suena pesimista y, cuanto menos extraño, después de realizar un curso de esta índole, pero con el chaparrón que nos está cayendo, veo harto difícil que el uso de dispositivos móviles se generalice en las aulas, por lo menos a corto-medio plazo.
Tengo muy claras las ventajas y los beneficios que traerían. Incluso, creo que serían un ahorro: sólo habría que pensar en que una tableta podría servir para un alumno en toda una etapa de escolarización y compararlo con el dinero invertido en cuadernos, libros y fotocopias en ese mismo niño durante el mismo tiempo. Pero la sustitución total (o casi) de los libros y cuadernos por dispositivos de este tipo supone otro gran problema: ¿estamos todos los profesores dispuestos a "cambiar el chip" a nivel de autoformación y metodológico? Los que hemos participado en este curso (y otros cuantos miles que no se habrán enterado de su celebración) estoy seguro de que sí. Pero también hay un gran número (yo conozco muchos en mi corta experiencia como docente) que, bien sea por miedo, por falta de fe en ello, o simplemente por pereza, no estarían dispuestos ni a intentarlo.
Como los mandamientos, mis dudas se resumen en dos principales: ¿Querremos los docentes, realmente, introducir las nuevas tecnologías en las aulas? ¿Nos dejarán hacerlo y nos proporcionarán los medios necesarios?


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada